En Gipuzkoa ya hay qué hacer y qué ver como hemos podido comprobarlo este verano. Hemos visitado diversos sitios, tanto en la costa como en el interior. Paseamos por San Juan, hicimos una visita al Albaola y comprobamos el avance de la construcción de la nao, la exposicion de pintura en Irun, el Museo Cementos Rezola, que está al lado y quizá no es tan conocido como se merece, el Museo Zumalakarregi de Ormaiztegi ... En todas aprendimos algo de historia y sobre todo vimos y recogimos el resultado del esfuerzo de mucha gente.